Búsqueda de blogs

Cómo lavar tus prendas de lana de alpaca

Publicado en6 Mes hace
Favorito0
Cómo lavar tus prendas de lana de alpaca
Las prendas de lana de aplaca suelen durar años, pero para mantenerlas como el primer día necesitan de algunos cuidados especiales que hemos de conocer. Aquí resolveremos todas vuestras dudas para que podáis lucir vuestras prendas durante años.

¿A MANO O EN LAVADORA?

Esta es una de las preguntas más frecuentes que nos encontramos. Lo más recomendable, por la delicadeza del tejido, es lavarlo a mano, pero si se tiene cuidado puede lavarse en lavadora. Para ello, se ha de utilizar los programas delicados, de lavado a mano o especiales para lana, y evitar el centrifugado. En ambos casos utilizaremos agua fría puesto que el agua caliente podría dañar las prendas o deformarlas.

 

¿QUÉ PRODUCTO NECESITO?

Para lavar la lana no debemos usar blanqueadores ni lejía. Nosotros recomendamos tratarlo con productos de lavado capilar, nos bastará con un champú suave y si lo deseáis podéis añadir  suavizante para el pelo.

 

LAVADO A MANO

Como dijimos, el lavado a mano es la opción más recomendable y aunque puede parecer muy farragoso siguiendo estos consejos lo haréis en un periquete. Podemos utilizar un barreño, o en el caso de que no dispongáis de uno, también se puede lavar en la bañera o el lavabo dependiendo del tamaño de la prenda.

Primero introducimos la prenda lentamente y la dejamos en remojo unos minutos. Una vez que se ha empapado completamente aplicamos el champú y se frota con suavidad. Para aclarar la prenda lo mejor es cambiar el agua o aclararla con un chorro de agua suave. En el caso de que decidamos aplicar el suavizante, repetiremos la operación. 

Una vez limpia, para eliminar el agua sobrante, tendemos una toalla en una superficie plana. Colocamos la prenda sobre la toalla y lo enrollamos sin apretar. La toalla absorberá el agua sin que se dañen las fibras. Es importante no estrujarlo porque podríamos deformar la prenda.

Después podemos pasar la ropa a una toalla seca y dejar secar a la sombra de forma estirada. No es aconsejable tenderlo o colgarlo de perchas ya que podría estirarse. El secado sin luz directa ayuda a mantener por más tiempo los colores, ya sean los propios de la fibra o tintes naturales.

 

¿ES NECESARIO PLANCHARLO?

Es muy importante que no planchéis las prendas de lana porque podríais dañarlas. Siguiendo los pasos anteriores no será necesario plancharlo. En caso de que encontréis alguna arruga se puede planchar colocando una toalla entre la plancha y la prenda. Así evitaremos el contacto directo con la fuente de calor.

 

Y ya sólo nos queda guardarlo, para ello debemos asegurarnos de que la prenda está totalmente seca. La doblaremos y la guardaremos en un lugar seco… ¡¡hasta que queramos volver a disfrutar de ella!!

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Ajustes

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse